Historia

historia

Dr. Elorza en el Condado de Hereford,
Inglaterra

toro rubio

Royal Puelche Benjamín 2, “Rubio”

toro campeon

Premiación de un Gran Campeón
de La Elisa, Durazno 2006

La Elisa se encuentra ubicada en el litoral de nuestro país, más precisamente sobre las costas del Arroyo Negro, cercana a la ciudades de Young y Paysandú, y se accede a ella por la ruta 3, a la altura del km. 335.

El establecimiento fue adquirido en 1924 por el Dr. José María Elorza, y lleva su nombre en honor a Doña Elisa Barrán, su esposa y nuestra abuela.  Actualmente, junto con la labor agrícola-ganadera, en el predio se continúa con la Cabaña en el trabajo de cría y selección de la raza HEREFORD, tarea que comenzara Don José Elorza, continuara el Dr. José María Elorza (2da. generación), fuera seguida por Doña Teresa Elorza Barrán  (3era. generación) y es actualmente realizada, en el ejemplo de sus mayores, por quien escribe estas líneas, Dr. Walter Romay Elorza (4ta generación).

Los logros de los planteles que tenemos el honor y orgullo de gestionar han sido muchos e importantes a lo largo de los más de 120 años en la tarea de selección.  Así, estos planteles de la familia Elorza han obtenido decenas de Grandes Campeones, tanto en el Uruguay como en la región, han participado con éxito destacado en todo tipo de eventos (exposiciones y pruebas), y, tal vez lo más importante, han contribuido a formar el rodeo HEREFORD del Uruguay, rodeo que con orgullo podemos decir es de los mejores del mundo, y con la aptitud de que su genética sea usada como mejoradora en cualquier lugar.

Los toros de nuestros planteles han sido famosos y reconocidos; basta recordar al Royal Puelche Benjamín 2, el RUBIO, para traer a nuestra memoria un emblema del HEREFORD.  Actualmente, y para los más jóvenes, podemos nombrar con orgullo a toros que han sido emblemáticos en forma reciente, tales como YIYO, NET y OMEGA, por nombrar algunos que, a pesar de ser toros contemporáneos, revisten la condición de clásicos ya a esta altura.

Luego de estas breves citas a algunos íconos y logros, creemos importante abordar los conceptos que se manejan en nuestro programa de selección, el cual tiende, con criterios estrictamente técnico-empresariales, a lograr la genética que le agregue más valor al rodeo de carne uruguayo.  Actualmente, gracias a la tecnología disponible, se nos hace mucho más fácil la tarea del progreso genético, ya que contamos con herramientas como los EPDs, que, gracias al volumen de registros y la seriedad con que la Sociedad de Criadores Hereford del Uruguay y los criadores de la raza en Uruguay manejan dicha información, nos permiten lograr progresos OBJETIVOS realmente vertiginosos.

A ello le sumamos nuestro esfuerzo y entusiasmo, que junto con el de nuestros colaboradores, ha logrado éxitos rotundos en TODO tipo de pistas y eventos (bozal, campo y pruebas, es decir, PRADO, DURAZNO, exposiciones de rústicos del interior y KIYÚ).

Pero además de este tipo de reconocimiento, que nos enorgullece, hemos logrado tener un ganado funcional que produce Grandes Campeones, Copas de Honor y ganadores de Kiyú, así como vacas y novillos, a lo largo y ancho del país y de la región (Argentina, Paraguay y Brasil).  Nuestros toros son reconocidos en las dos variedades (HEREFORD Y POLLED HEREFORD) por su tipo y por sus números de EPD.  Buenos toros que producen buenos ganados, fértiles, rústicos y de FACIL ENGORDE, con un tamaño adecuado para lo que necesita un país orientado a la exportación como es el nuestro.  

Trabajamos duramente sobre las características evaluadas de forma objetiva, buscando el balance entre ellas: bajo peso al nacer pero con alto crecimiento, habilidad materna, facilidad de parto, cobertura de grasa y, muy especialmente, buscamos un área de ojo de bife importante (AOB).  A ello le agregamos en nuestra selección, fertilidad, facilidad de parto, pigmento ocular y  facilidad de engorde, en una estructura ósea correcta, que proporcione firmeza a los kilos y que logre un buen desplazamiento de los animales, que básicamente deben alimentarse a pasto y reproducirse en el campo abierto.

Nuestra genética se reproduce, nace (pare) y engorda fácilmente, alcanzando pesos finales importantes que permiten lograr los cortes valiosos que los mercados premian con preferencia y precio.

Finalmente, queremos enviar a todos los amigos productores, criadores, invernadores y cabañeros un fuerte abrazo y manifestarles, como siempre, que nuestras porteras están permanentemente abiertas para recibirlos.